comidatipica.org
>

La gastronomía popular Italiana

Pensar en Italia es pensar en pasta, pese a todo, Italia es sinónimo de pasta. Es que no solo es de sus alimentos típicos, la pasta es todo un arte en la ciudad. Es un ingrediente popular en Europa e Italia parece ser la máxima representante de esta, tienen una variedad extensa de recetas, técnicas y tradiciones. Sus preparaciones van desde lasañas a espaguetis y macarrones que llevan de su mejor selección de embutidos, carnes y salsas (alla carbonara, cuatro quesos, napolitana).
La comida italiana es básicamente comida mediterránea, siendo los más característicos de la región la pizza, el risotto y la pasta. Estas con una reputación tan esplendida que se cocinan en todo el mundo sus platillos, la lasaña, la pizza con todas sus variantes, y son una especialidad del norte de Italia, donde los italianos se toman muy enserio la cocina donde las carnes están muy bien sazonadas y en vez de ser usado el aceite de oliva prefieren la mantequilla y los tomates de la mejor calidad. El pan y los arroces cocidos en caldos fuertemente condimentados, son de excelencia. El llamado risotto es una especialidad de esta zona y no es un simple arroz, sino que se fundamente en el uso del queso, aunque hay variantes. Y en materia de quesos siempre se usan los mejores en cada cocina del país.
Italia brinda al comensal platillos abundantes y sabrosos. Sus sopas elaboradas con muchas verduras son elementales a la hora de probar la gastronomía local. Las verduras son también el principal ingrediente del cappon magro (una especie de torta de pescado y verduras), además son usadas en platos de pastas con alcachofas y algunos calabacines sobretodo. Y los champiñones son un perfecto ingrediente para cualquier preparación, sobre todo los risottos. 
No existe un platillo italiano que no vaya acompañado de una buena salsa, el pesto y la boloñesa son destacadas por su increíble sabor sin mencionar que con solo olerlas se te hace agua la boca. Sus comidas pueden parecer sencillas ya que una pasta, pizza o unos buenos espaguetis parece que cualquiera podría hacerlos, sin embargo, nada tan divino como los preparados en el sur del país, donde las hortalizas, verduras y aceite de oliva son utilizados comúnmente por las características de esta región.
La isla siciliana es un sitio que no se puede dejar de visitar en Italia sin sentarse a la mesa. Los platos importantes como el arroz rebosado pueden sorprender las papilas gustativas del mejor comensal y las preparaciones con pescados son una delicia que enorgullece a la comida mediterránea. La importancia de los pescados es grande en las costas sicilianas de igual modo, las truchas y otros peces de ríos. 
En materias de carnes la región del centro que incluye Florencia y La Toscana tiene comidas inigualables que van desde el cabrito, escalopes finos, terneras, corderos a estofados de distintas carnes. La charcutería suele ser más variada, hay unos como el panini, como la carne de buey cortada en lonjas, salami, mortadelas y un popular platillo está hecho con rollitos de ternera, el saltimbocca.
Más que variedad de platillos, en Italia hay un sinfín de ingredientes de muy variados tipos para hacer las más diversas recetas deleitando así a los paladares del mundo, Italia es mucho más que pastas. 

Pensar en Italia es pensar en pasta, pese a todo, Italia es sinónimo de pasta. Es que no solo es de sus alimentos típicos, la pasta es todo un arte en la ciudad. Es un ingrediente popular en Europa e Italia parece ser la máxima representante de esta, tienen una variedad extensa de recetas, técnicas y tradiciones. Sus preparaciones van desde lasañas a espaguetis y macarrones que llevan de su mejor selección de embutidos, carnes y salsas (alla carbonara, cuatro quesos, napolitana).

La comida italiana es básicamente comida mediterránea, siendo los más característicos de la región la pizza, el risotto y la pasta. Estas con una reputación tan esplendida que se cocinan en todo el mundo sus platillos, la lasaña, la pizza con todas sus variantes, y son una especialidad del norte de Italia, donde los italianos se toman muy enserio la cocina donde las carnes están muy bien sazonadas y en vez de ser usado el aceite de oliva prefieren la mantequilla y los tomates de la mejor calidad. El pan y los arroces cocidos en caldos fuertemente condimentados, son de excelencia. El llamado risotto es una especialidad de esta zona y no es un simple arroz, sino que se fundamente en el uso del queso, aunque hay variantes. Y en materia de quesos siempre se usan los mejores en cada cocina del país.

Italia brinda al comensal platillos abundantes y sabrosos. Sus sopas elaboradas con muchas verduras son elementales a la hora de probar la gastronomía local. Las verduras son también el principal ingrediente del cappon magro (una especie de torta de pescado y verduras), además son usadas en platos de pastas con alcachofas y algunos calabacines sobretodo. Y los champiñones son un perfecto ingrediente para cualquier preparación, sobre todo los risottos. 

No existe un platillo italiano que no vaya acompañado de una buena salsa, el pesto y la boloñesa son destacadas por su increíble sabor sin mencionar que con solo olerlas se te hace agua la boca. Sus comidas pueden parecer sencillas ya que una pasta, pizza o unos buenos espaguetis parece que cualquiera podría hacerlos, sin embargo, nada tan divino como los preparados en el sur del país, donde las hortalizas, verduras y aceite de oliva son utilizados comúnmente por las características de esta región.

La isla siciliana es un sitio que no se puede dejar de visitar en Italia sin sentarse a la mesa. Los platos importantes como el arroz rebosado pueden sorprender las papilas gustativas del mejor comensal y las preparaciones con pescados son una delicia que enorgullece a la comida mediterránea. La importancia de los pescados es grande en las costas sicilianas de igual modo, las truchas y otros peces de ríos. 

En materias de carnes la región del centro que incluye Florencia y La Toscana tiene comidas inigualables que van desde el cabrito, escalopes finos, terneras, corderos a estofados de distintas carnes. La charcutería suele ser más variada, hay unos como el panini, como la carne de buey cortada en lonjas, salami, mortadelas y un popular platillo está hecho con rollitos de ternera, el saltimbocca.

Más que variedad de platillos, en Italia hay un sinfín de ingredientes de muy variados tipos para hacer las más diversas recetas deleitando así a los paladares del mundo, Italia es mucho más que pastas. 

Fotos de los platos de Italia

La gastronomía popular Italiana
La gastronomía popular Italiana
La gastronomía popular Italiana

 

Pizza y focaccia

Es un tipo de pan con forma aplanada. Es un alimento procedente de la ciudad de Nápoles, Italia. La pizza, como receta típica de la gastronomía italiana posee una popularidad increíblemente alta a nivel mundial, cuya preparación más simple o básica consta de la elaboración de una masa de pan, la cual era o es llevada al horno para que posteriormente se le incluya encima alguna especie de salsa de tomate y el infaltable queso. En este sentido, cabe señalar que la evolución de la pizza se ha podido desarrollar al paso en que se le ha agregado o incluido algún ingrediente más, y en la actualidad para nada sorprende observar los numerosos ingredientes que acompañan a las pizzas. Las pizzas más extravagantes cuentan con frutas como la piña en sus recetas.
La receta original nace de la humilde comunidad napolitana para ser dispersada a través de Panaderías italianas que se volvieron famosas alrededor del planeta, como es el caso de las primeras panaderías que comenzaron a elaborarlas por el año de 1902 en los Estados Unidos de América, alimento el cual ya era habitual su consumo para el año de 1920. La exportación de la receta trajo grandes cambios en su propia receta y su fama fue en aumento cada día. La pizza se ha convertido con toda su evolución por su paso por el mundo, en lo que en la actualidad conocemos como comida rápida.
En la cocina mediterránea se tiene conocimiento de alimentos de este tipo, similares a la pizza, como es el caso de la llamada “focaccia” la cual se consideraba como el alimento popular de los soldados romanos.
Pizza o focaccia, por simple que parezca la pizza es el pan más sabroso.

Es un tipo de pan con forma aplanada. Es un alimento procedente de la ciudad de Nápoles, Italia. La pizza, como receta típica de la gastronomía italiana posee una popularidad increíblemente alta a nivel mundial, cuya preparación más simple o básica consta de la elaboración de una masa de pan, la cual era o es llevada al horno para que posteriormente se le incluya encima alguna especie de salsa de tomate y el infaltable queso. En este sentido, cabe señalar que la evolución de la pizza se ha podido desarrollar al paso en que se le ha agregado o incluido algún ingrediente más, y en la actualidad para nada sorprende observar los numerosos ingredientes que acompañan a las pizzas. Las pizzas más extravagantes cuentan con frutas como la piña en sus recetas.

La receta original nace de la humilde comunidad napolitana para ser dispersada a través de Panaderías italianas que se volvieron famosas alrededor del planeta, como es el caso de las primeras panaderías que comenzaron a elaborarlas por el año de 1902 en los Estados Unidos de América, alimento el cual ya era habitual su consumo para el año de 1920. La exportación de la receta trajo grandes cambios en su propia receta y su fama fue en aumento cada día. La pizza se ha convertido con toda su evolución por su paso por el mundo, en lo que en la actualidad conocemos como comida rápida.

En la cocina mediterránea se tiene conocimiento de alimentos de este tipo, similares a la pizza, como es el caso de la llamada “focaccia” la cual se consideraba como el alimento popular de los soldados romanos.

Pizza o focaccia, por simple que parezca la pizza es el pan más sabroso.

La lasaña o lasagna

Dentro de la cocina culinaria de Italia, la lasaña es uno de los platillos más apreciados y preferidos por toda su comunidad. Como ingrediente principal para su elaboración se encuentra la muy conocida pasta, pero en forma de láminas, la cual es la que permite su estructura de manera que quede una capa sobre otra, colocándose de intermedio o como relleno diferentes ingredientes los cuales pueden variar según la región o por el gusto de quién lo prepara, debido a que se trata de una elaboración popularizada incluso a nivel internacional. Sin embargo, aparte de la pasta existen dos ingredientes los cuales son los más populares durante su preparación, y se trata del queso y el jamón. Además, suele acompañarse con una salsa, la más conocida es la “salsa boloñesa”, la cual está compuesta por carne picada de ternera, carne picada de cerdo, cebolla, apio, dientes de ajo, tomate triturado, sal y pimienta, vino tinto, un poco de romero y salvia, aceite de oliva, agua.
La salsa de boloñesa, bechamel, pasta, y queso parmesano rallado (el cual es el encargado de darle ese aspecto único gratinado, característico de este platillo) son la columna vertebral de este plato, son los elementos principales; y como si se tratara de la colocación de bloques uno encima de otro, así se preparará la lasaña, agregándole en su relleno (además de la bechamel) carne, pescado y verduras. Para prepara la bechamel se necesitan como ingredientes un poco de leche, harina, aceite vegetal, mantequilla, nuez moscada, pimienta negra, sal y también agua hervida.
También existen algunas variantes muy conocidas fuera de las fronteras de Italia. Dando un ejemplo tenemos al llamado “Pastel de Azteca” que es originario de México, o al que posee por nombre “Pasticho” en Venezuela.

Dentro de la cocina culinaria de Italia, la lasaña es uno de los platillos más apreciados y preferidos por toda su comunidad. Como ingrediente principal para su elaboración se encuentra la muy conocida pasta, pero en forma de láminas, la cual es la que permite su estructura de manera que quede una capa sobre otra, colocándose de intermedio o como relleno diferentes ingredientes los cuales pueden variar según la región o por el gusto de quién lo prepara, debido a que se trata de una elaboración popularizada incluso a nivel internacional. Sin embargo, aparte de la pasta existen dos ingredientes los cuales son los más populares durante su preparación, y se trata del queso y el jamón. Además, suele acompañarse con una salsa, la más conocida es la “salsa boloñesa”, la cual está compuesta por carne picada de ternera, carne picada de cerdo, cebolla, apio, dientes de ajo, tomate triturado, sal y pimienta, vino tinto, un poco de romero y salvia, aceite de oliva, agua.

La salsa de boloñesa, bechamel, pasta, y queso parmesano rallado (el cual es el encargado de darle ese aspecto único gratinado, característico de este platillo) son la columna vertebral de este plato, son los elementos principales; y como si se tratara de la colocación de bloques uno encima de otro, así se preparará la lasaña, agregándole en su relleno (además de la bechamel) carne, pescado y verduras. Para prepara la bechamel se necesitan como ingredientes un poco de leche, harina, aceite vegetal, mantequilla, nuez moscada, pimienta negra, sal y también agua hervida.

También existen algunas variantes muy conocidas fuera de las fronteras de Italia. Dando un ejemplo tenemos al llamado “Pastel de Azteca” que es originario de México, o al que posee por nombre “Pasticho” en Venezuela.

Risotto

El risotto es un exquisito plato cuya preparación está ubicada originalmente al oeste de Piamonte, Italia. Se trata de una de las mejores maneras que puede encontrarse para realizar el arroz, que además se trata del ingrediente principal de esta receta. Pues como lo indica el origen de su nombre, el cual se define como una variación de la palabra "riso”, que al italiano es arroz. Existe una leyenda urbana o dicho popular, que narra la historia de un joven apasionado de la cocina quién se enamoró y se casó durante el siglo XV con una hermosa y linda muchacha y, durante la celebración solicitó que preparan un platillo que sorprendiera a todos los invitados, lo cual logró tener éxito al exigir, además, que fuera un platillo lo más rápido y sencillo posible. El risotto, aunque se trate de una receta bastante sencilla, no quiere decir que se trate de un plato el cual no requiera estar atento en cada detalle, y este alimento posee como característico una apariencia muy colorida y una textura cremosa, aspectos fundamentales los cuales permitieron que el personaje de la historia lograra sorprender a todos. Este acontecimiento sucedió gracias a la implementación de las hebras de azafrán.
El risotto comparte su origen entre la región de Verona y Lombardía, dónde se aprecia de manera abundante la presencia del arroz, y su consumo está caracterizado por considerarse toda una tradición por parte de la comunidad italiana, debido a que forma parte fundamental dentro de su cocina culinaria. 
Aparte del arroz (ingrediente principal), esta receta está constituida de queso parmesano, azafrán, caldo de ave, mantequilla, y la salchicha cortada en trozos pequeños.

El risotto es un exquisito plato cuya preparación está ubicada originalmente al oeste de Piamonte, Italia. Se trata de una de las mejores maneras que puede encontrarse para realizar el arroz, que además se trata del ingrediente principal de esta receta. Pues como lo indica el origen de su nombre, el cual se define como una variación de la palabra "riso”, que al italiano es arroz. Existe una leyenda urbana o dicho popular, que narra la historia de un joven apasionado de la cocina quién se enamoró y se casó durante el siglo XV con una hermosa y linda muchacha y, durante la celebración solicitó que preparan un platillo que sorprendiera a todos los invitados, lo cual logró tener éxito al exigir, además, que fuera un platillo lo más rápido y sencillo posible. El risotto, aunque se trate de una receta bastante sencilla, no quiere decir que se trate de un plato el cual no requiera estar atento en cada detalle, y este alimento posee como característico una apariencia muy colorida y una textura cremosa, aspectos fundamentales los cuales permitieron que el personaje de la historia lograra sorprender a todos. Este acontecimiento sucedió gracias a la implementación de las hebras de azafrán.

El risotto comparte su origen entre la región de Verona y Lombardía, dónde se aprecia de manera abundante la presencia del arroz, y su consumo está caracterizado por considerarse toda una tradición por parte de la comunidad italiana, debido a que forma parte fundamental dentro de su cocina culinaria. 

Aparte del arroz (ingrediente principal), esta receta está constituida de queso parmesano, azafrán, caldo de ave, mantequilla, y la salchicha cortada en trozos pequeños.

Carpaccio

Carpaccio es otro de los platillos típicos que alimentan y predominan en la gastronomía de Italia. Principalmente se caracteriza la preparación de la carne cruda servida después de que se corta y tritura hasta lograr que se aplane, formando así una delgada pieza de carne que muy bien puede estar acompañada por queso parmesano y bañada en el toque ácido del zumo de limón. 
Para el momento de su primera creación se utilizó carne de buey, sin embrago hoy en día se conoce la preparación de esta receta siendo posible la utilización de otros tipos de carnes, como el pescado, atún, salmón, la carne de res (o de vaca), carne de avestruz, carne de venado, entre otros.
Se sabe que el consumo de la carne de manera cruda puede llegar a traer algunas reacciones nada favorables para nuestro organismo. Sin embargo, según cuenta la historia del chef hotelero y creador de la receta Giuseppe Cipriani, por lo años de 1950 en la ciudad de Valencia, logró dar a conocer y convertir en todo un éxito este platillo al cumplir junto con su creación con las expectativas caprichosas que tenía una condesa llamada “Amalia Nani Monicego”, a la que le había impedido comer carne cocida, y solicitaba que le preparen un platillo el cual contuviera como ingrediente principal carne cruda; es en ese momento cuando se logra activar la improvisación del chef logrando de esta manera la preparación de la receta como hoy la conocemos. Para cuando le preguntaron que, nombre tenía su receta éste al responder asemeja su creación con una colorida e intensa pintura de un famoso pintor del siglo XV llamado Vittore Carpaccio, otorgando su nombre a su receta en honor al pintor.
Hoy en día se pueden apreciar distintos tipos y formas de recrear la receta original. Uno de esos tipos es el llamado carpaccio de pulpo, carpaccio de salmón carpaccio de verduras, entre otros; los cuales están en sustitución o alternativa a la primera receta a base de buey.   

Carpaccio es otro de los platillos típicos que alimentan y predominan en la gastronomía de Italia. Principalmente se caracteriza la preparación de la carne cruda servida después de que se corta y tritura hasta lograr que se aplane, formando así una delgada pieza de carne que muy bien puede estar acompañada por queso parmesano y bañada en el toque ácido del zumo de limón. 

Para el momento de su primera creación se utilizó carne de buey, sin embrago hoy en día se conoce la preparación de esta receta siendo posible la utilización de otros tipos de carnes, como el pescado, atún, salmón, la carne de res (o de vaca), carne de avestruz, carne de venado, entre otros.

Se sabe que el consumo de la carne de manera cruda puede llegar a traer algunas reacciones nada favorables para nuestro organismo. Sin embargo, según cuenta la historia del chef hotelero y creador de la receta Giuseppe Cipriani, por lo años de 1950 en la ciudad de Valencia, logró dar a conocer y convertir en todo un éxito este platillo al cumplir junto con su creación con las expectativas caprichosas que tenía una condesa llamada “Amalia Nani Monicego”, a la que le había impedido comer carne cocida, y solicitaba que le preparen un platillo el cual contuviera como ingrediente principal carne cruda; es en ese momento cuando se logra activar la improvisación del chef logrando de esta manera la preparación de la receta como hoy la conocemos. Para cuando le preguntaron que, nombre tenía su receta éste al responder asemeja su creación con una colorida e intensa pintura de un famoso pintor del siglo XV llamado Vittore Carpaccio, otorgando su nombre a su receta en honor al pintor.

Hoy en día se pueden apreciar distintos tipos y formas de recrear la receta original. Uno de esos tipos es el llamado carpaccio de pulpo, carpaccio de salmón carpaccio de verduras, entre otros; los cuales están en sustitución o alternativa a la primera receta a base de buey.   

Sopa Minestrone

Como su nombre bien lo indica, se trata de una sopa servida en un cuenco o plato, la cual se caracteriza por poseer una gran cantidad y variedad de verduras. Es una receta que muy bien permite la adaptación de las verduras que salen según sea la temporada.
Los elementos que por lo general la constituyen, todos los vegetales bien cortados como lo son las zanahorias, el tomate y la cebolla, también apio, y habichuelas entre muchos más que suelen ser integrados según la época del año. Este alimento puede acompañarse con la pasta corta o cualquiera, el arroz blanco suele ser también una buena opción.
Es un platillo típico de Italia, que puede considerarse de varios tipos: puede estar compuesto solamente de verduras o por el contrario puede llegar a contener carne. Además, a nivel internacional podemos encontrar versiones adaptadas como es el caso del llamado “Menestrón venezolano”, el cual está compuesto por papas, ejotes y zanahorias, al igual que la versión italiana, ésta también posee arroz o pasta, y tipos de carnes como chorizo, jamón y/o salchicha o chuleta de cerdo. Pero principalmente es preparado con arveja como elemento principal, aunque también se pueden apreciar otros tipos de granos, como el maíz o los garbanzos, o incluso puede llegar a ser elaborado con caraotas rojas, entre otros. 
Pero para la elaboración de una deliciosa “sopa minestrone” italiana están zanahorias, brócoli, espinacas, apio, ajo, calabacín, repollo, cebolla, papas o cualquier otra verdura de la cual dispongas, como calabaza y, las cuales deberán estar cortadas en trozos pequeños. Al estar cocidas se le es agregada a la receta caraotas blancas, caldo vegetal, pimienta, aceite de oliva.

Como su nombre bien lo indica, se trata de una sopa servida en un cuenco o plato, la cual se caracteriza por poseer una gran cantidad y variedad de verduras. Es una receta que muy bien permite la adaptación de las verduras que salen según sea la temporada.

Los elementos que por lo general la constituyen, todos los vegetales bien cortados como lo son las zanahorias, el tomate y la cebolla, también apio, y habichuelas entre muchos más que suelen ser integrados según la época del año. Este alimento puede acompañarse con la pasta corta o cualquiera, el arroz blanco suele ser también una buena opción.

Es un platillo típico de Italia, que puede considerarse de varios tipos: puede estar compuesto solamente de verduras o por el contrario puede llegar a contener carne. Además, a nivel internacional podemos encontrar versiones adaptadas como es el caso del llamado “Menestrón venezolano”, el cual está compuesto por papas, ejotes y zanahorias, al igual que la versión italiana, ésta también posee arroz o pasta, y tipos de carnes como chorizo, jamón y/o salchicha o chuleta de cerdo. Pero principalmente es preparado con arveja como elemento principal, aunque también se pueden apreciar otros tipos de granos, como el maíz o los garbanzos, o incluso puede llegar a ser elaborado con caraotas rojas, entre otros. 

Pero para la elaboración de una deliciosa “sopa minestrone” italiana están zanahorias, brócoli, espinacas, apio, ajo, calabacín, repollo, cebolla, papas o cualquier otra verdura de la cual dispongas, como calabaza y, las cuales deberán estar cortadas en trozos pequeños. Al estar cocidas se le es agregada a la receta caraotas blancas, caldo vegetal, pimienta, aceite de oliva.


Dejar un comentario

Introduce el código que aparece a continuación:


Enviar

América

Asia

África

Europa

Oceanía