comidatipica.org
>

Platos típicos de Guatemala

Guatemala es un país que cuenta con praderas, bosques, montañas y costas; esta variedad en zonas, su posición geográfica y la fusión de dos grandes culturas como son la de las etnias Mayas y la cultura española, la bendicen con aromas y colores, sabores impresionantes en su gastronomía. 
En este país la mayor parte de la población es indígena, costumbres culinarias y de vestimenta son de descendencia maya. Y aunque su comida es parecida a la mexicana por su cercanía (descendientes de las mismas etnias), sobre todo por el sur del país, ya que antes de la independencia eran una sola tierra. Los ingredientes claves en la cultura Mesoamericana son la variedad de chiles, el aguacate, el tomate, el cacao y el maíz.
En la espera o en la comida, puedes acompañar con jugos de las más exóticas frutas para el calor o algo caliente como sus atoles, en los que sobresalen el de plátano, elote, chocolate y el ponche navideño que es una bebida que se hace esperar un año entero.
El pilar central de la comida típica guatemalteca se centra en el maíz. Posee una variedad de tamales, tamalitos, que pueden ser dulces o salados, con tantas variantes como puedas imaginar: tamal colorado, tamal negro (contiene salsa de café y es dulce), tamalitos de chipilín, los tamalitos cambray (también son dulces), los de elotes, los tamalitos de viaje (típico de las fiestas de semana santa), los paches y los sabrosos chuchitos que a todos encantan. También se elaboran platos de enchiladas o tortillas hechas de este cereal, con rellenos esplendidos que varían desde carnes de res y aves de corral hasta frijoles, chiles y pasas. Los frijoles son primordiales en la alimentación del guatamalteco, el más consumido es el frijol negro y en cuanto a carnes, la carne de res, el chompipe (pavo) y las chuletas de cerdo son muy apreciadas.
El placer en cada mordida es debido a los aromas y sabores que resultan del uso de diferentes especias como el perejil, la pimienta, el orégano, la hierba buena, los chiles y todas las combinaciones que estas se permiten. 
Guatemala también cuenta con una gama de postres que pueden  sorprender a cualquier amante de los dulces, con tantas selvas tropicales y bosque en su territorio cuentan con muchas frutas que sirven para tal fin, como el caso de las torrejas (papaya con azúcar y pasas), buñuelos, las tortillas de yuca que se acompañan con miel de abeja, mazapán en forma de frutas, los rellenitos de plátano que realmente son una masa de plátano rellena de frijoles, los plátanos de gloria que van en una salsa especial de clavos con pasas y panela, y finalmente ayote y naces en dulce y nunca se pueden olvidar los típicos dulces de naranjas confitadas, dulce de coco, melcocha con caramelo, tartaletas de leche y las exóticas bolas de tamarindo, entre otras exquisiteces que se realizan en la nación maya.
En los platillos deliciosos de la República de Guatemala tiene todo un patrimonio cultural invalorable.

Guatemala es un país que cuenta con praderas, bosques, montañas y costas; esta variedad en zonas, su posición geográfica y la fusión de dos grandes culturas como son la de las etnias Mayas y la cultura española, la bendicen con aromas y colores, sabores impresionantes en su gastronomía. 

En este país la mayor parte de la población es indígena, costumbres culinarias y de vestimenta son de descendencia maya. Y aunque su comida es parecida a la mexicana por su cercanía (descendientes de las mismas etnias), sobre todo por el sur del país, ya que antes de la independencia eran una sola tierra. Los ingredientes claves en la cultura Mesoamericana son la variedad de chiles, el aguacate, el tomate, el cacao y el maíz.

En la espera o en la comida, puedes acompañar con jugos de las más exóticas frutas para el calor o algo caliente como sus atoles, en los que sobresalen el de plátano, elote, chocolate y el ponche navideño que es una bebida que se hace esperar un año entero.

El pilar central de la comida típica guatemalteca se centra en el maíz. Posee una variedad de tamales, tamalitos, que pueden ser dulces o salados, con tantas variantes como puedas imaginar: tamal colorado, tamal negro (contiene salsa de café y es dulce), tamalitos de chipilín, los tamalitos cambray (también son dulces), los de elotes, los tamalitos de viaje (típico de las fiestas de semana santa), los paches y los sabrosos chuchitos que a todos encantan. También se elaboran platos de enchiladas o tortillas hechas de este cereal, con rellenos esplendidos que varían desde carnes de res y aves de corral hasta frijoles, chiles y pasas. Los frijoles son primordiales en la alimentación del guatamalteco, el más consumido es el frijol negro y en cuanto a carnes, la carne de res, el chompipe (pavo) y las chuletas de cerdo son muy apreciadas.

El placer en cada mordida es debido a los aromas y sabores que resultan del uso de diferentes especias como el perejil, la pimienta, el orégano, la hierba buena, los chiles y todas las combinaciones que estas se permiten. 

Guatemala también cuenta con una gama de postres que pueden  sorprender a cualquier amante de los dulces, con tantas selvas tropicales y bosque en su territorio cuentan con muchas frutas que sirven para tal fin, como el caso de las torrejas (papaya con azúcar y pasas), buñuelos, las tortillas de yuca que se acompañan con miel de abeja, mazapán en forma de frutas, los rellenitos de plátano que realmente son una masa de plátano rellena de frijoles, los plátanos de gloria que van en una salsa especial de clavos con pasas y panela, y finalmente ayote y naces en dulce y nunca se pueden olvidar los típicos dulces de naranjas confitadas, dulce de coco, melcocha con caramelo, tartaletas de leche y las exóticas bolas de tamarindo, entre otras exquisiteces que se realizan en la nación maya.

En los platillos deliciosos de la República de Guatemala tiene todo un patrimonio cultural invalorable.

Fotos de los platos de Guatemala

Platos típicos de Guatemala
Platos típicos de Guatemala
Platos típicos de Guatemala
Platos típicos de Guatemala

 

Jocón

El suculento Jocón, elegido Patrimonio Cultural Intangible de la Nación guatemalteca durante el año 2007, es un platillo que se considera como el producto o resultado del choque entre la cultura europea y la cultura centroamericana.
Uno de sus elementos primordiales en la actualizada receta es la carne de pollo, o su similar, la carne de gallina, producto de la transculturización. Esta es un ave que llegó durante los tiempos de los conquistadores, teniendo pronta aceptación por parte de los integrantes de la comunidad indígena de la época, y desde entonces ha sido protagonista o al menos uno de los actores dentro de las recetas de la gastronomía de Guatemala. Su deleitable sabor, aunque sea reconocido como uno de los platillos emblemáticos de Huehuetenango, ha sido también ampliamente consumido en toda la nación. Además, el origen de su nombre es de “quiché jok” Que tiene por significado la expresión “Recado verde”, significativo del color verdoso, producto de su tradicional y deliciosa salsa generada por una variedad de vegetales verdes como el miltomate (fruto proveniente de México), tomate verde, cebolla con tallo, cilantro y también el chile. Otro dato curioso es que, al principio de su historia, el Jocón solía ser consumido utilizando costillas de cerdo; actualmente se puede apreciar en sus variaciones el consumo de la carne de res y la carne de pollo dentro de la receta. Además, se trata de un caldo espeso, producto de la masa de maíz agregada a la hora de su cocción, y generalmente es servida para su deleite en unos platos hondos elaborados de arcilla, permitiendo de esta manera poder elegir la cantidad que se apetezca comer. En ocasiones, la carne de pavo es utilizada y preferida para preparar el famoso “Pavo en Jocón”, en esta versión la carne de pavo es ahogada en el caldo de pollo esperando a recibir a la masa de maíz.

El suculento Jocón, elegido Patrimonio Cultural Intangible de la Nación guatemalteca durante el año 2007, es un platillo que se considera como el producto o resultado del choque entre la cultura europea y la cultura centroamericana.

Uno de sus elementos primordiales en la actualizada receta es la carne de pollo, o su similar, la carne de gallina, producto de la transculturización. Esta es un ave que llegó durante los tiempos de los conquistadores, teniendo pronta aceptación por parte de los integrantes de la comunidad indígena de la época, y desde entonces ha sido protagonista o al menos uno de los actores dentro de las recetas de la gastronomía de Guatemala. Su deleitable sabor, aunque sea reconocido como uno de los platillos emblemáticos de Huehuetenango, ha sido también ampliamente consumido en toda la nación. Además, el origen de su nombre es de “quiché jok” Que tiene por significado la expresión “Recado verde”, significativo del color verdoso, producto de su tradicional y deliciosa salsa generada por una variedad de vegetales verdes como el miltomate (fruto proveniente de México), tomate verde, cebolla con tallo, cilantro y también el chile. Otro dato curioso es que, al principio de su historia, el Jocón solía ser consumido utilizando costillas de cerdo; actualmente se puede apreciar en sus variaciones el consumo de la carne de res y la carne de pollo dentro de la receta. Además, se trata de un caldo espeso, producto de la masa de maíz agregada a la hora de su cocción, y generalmente es servida para su deleite en unos platos hondos elaborados de arcilla, permitiendo de esta manera poder elegir la cantidad que se apetezca comer. En ocasiones, la carne de pavo es utilizada y preferida para preparar el famoso “Pavo en Jocón”, en esta versión la carne de pavo es ahogada en el caldo de pollo esperando a recibir a la masa de maíz.

Pepián

El pepián, de apariencia un tanto oscura, pero con un increíble delicioso sabor, es un plato con un valor incalculable para el pueblo guatemalteco, tanto es así que el 26 de noviembre del año 2007, es nombrado por el Ministerio de Cultura y Deporte, Patrimonio Cultural Intangible de la Nación. Curiosamente, el mismo año en el que se le otorgó el mismo título al “Jocón”. 
El pepián remonta sus orígenes a mediados del siglo XIV, siendo un guiso que era servido durante las ceremonias religiosas realizadas por los mayas durante la época precolombina, y desde entonces fue evolucionando debido a la mezcla entre sus ingredientes nativos y los prehispánicos. Se trata de un guiso (aunque parezca una foto) que debe su nombre al principal de todos sus ingredientes, la pepitoria, ésta a su vez se refiere al “Sak ik”, palabra de origen maya, siendo, además, el elemento característico que le otorga un fuerte y profundo sabor junto a las demás especias tostadas. Por otro lado, geográficamente originario del municipio Chimaltenango. La receta clásica propia del Pepián posee algunos tipos o variantes que, en ocasiones son identificadas al ser preparadas unas veces con pollo, otras con carne o cerdo, e incluso combinándolos todas.
El Pepián es particularmente suave en su textura final y no suele ser picante (opcional del que la prepara). Además, tradicionalmente, el acompañamiento que se le otorga a los recados suele ser el arroz blanco, y los ingredientes que se necesitan como base de su preparación son la pepitoria (principal), también requiere tener ajote, miltomates y tomates, un poco de güisquil (conocido mejor en otras regiones como chayote) y pimienta gorda. Además, debe ser incluido en la fórmula pan desmenuzado, las papas, el ajo, la cebolla, algo de canela, ajonjolí, comino, cilantro y por supuesto, incluir el pollo o el cerdo sin olvidar la manteca del cerdo. De esta manera se podrá pasar al siguiente procedimiento; su preparación.    

El pepián, de apariencia un tanto oscura, pero con un increíble delicioso sabor, es un plato con un valor incalculable para el pueblo guatemalteco, tanto es así que el 26 de noviembre del año 2007, es nombrado por el Ministerio de Cultura y Deporte, Patrimonio Cultural Intangible de la Nación. Curiosamente, el mismo año en el que se le otorgó el mismo título al “Jocón”. 

El pepián remonta sus orígenes a mediados del siglo XIV, siendo un guiso que era servido durante las ceremonias religiosas realizadas por los mayas durante la época precolombina, y desde entonces fue evolucionando debido a la mezcla entre sus ingredientes nativos y los prehispánicos. Se trata de un guiso (aunque parezca una foto) que debe su nombre al principal de todos sus ingredientes, la pepitoria, ésta a su vez se refiere al “Sak ik”, palabra de origen maya, siendo, además, el elemento característico que le otorga un fuerte y profundo sabor junto a las demás especias tostadas. Por otro lado, geográficamente originario del municipio Chimaltenango. La receta clásica propia del Pepián posee algunos tipos o variantes que, en ocasiones son identificadas al ser preparadas unas veces con pollo, otras con carne o cerdo, e incluso combinándolos todas.

El Pepián es particularmente suave en su textura final y no suele ser picante (opcional del que la prepara). Además, tradicionalmente, el acompañamiento que se le otorga a los recados suele ser el arroz blanco, y los ingredientes que se necesitan como base de su preparación son la pepitoria (principal), también requiere tener ajote, miltomates y tomates, un poco de güisquil (conocido mejor en otras regiones como chayote) y pimienta gorda. Además, debe ser incluido en la fórmula pan desmenuzado, las papas, el ajo, la cebolla, algo de canela, ajonjolí, comino, cilantro y por supuesto, incluir el pollo o el cerdo sin olvidar la manteca del cerdo. De esta manera se podrá pasar al siguiente procedimiento; su preparación.    

Paches

En Guatemala también tienen su propia versión de los mundialmente conocidos tamales. Estos tamales guatemaltecos son llamados a su vez Paches, y a diferencia de las demás versiones, se preparan principalmente con deliciosas papas o incluso arroz, en vez de utilizar al maíz como base. Esta receta única, originalmente se inventó gracias al excedente de papas producto de las cosechas en los municipios vecinos de la ciudad de origen, Quetzaltenango. Su preparación es exactamente como la de los tamales tradicionales, es decir, igualmente se hervirán en una enorme olla con agua y envueltas en hojas para tamales. Pero curiosamente, los Paches en Guatemala están siempre listos para ser disfrutados durante todos los días jueves, convirtiéndose de esta manera en una importante tradición guatemalteca; y evaluando a los elementos que hacen posible la composición de estos deliciosos Paches, encontramos que su preparación está elaborada con ingredientes como el pollo o si lo prefiere carne de cerdo cortados en trozos, papas (según la porción deseada), manteca de marrano o aceite, también tomate y miltomate junto con una cebolla, pepitoria, chile guaque, chile pasa y chiles verdes; pimientos gordos y pimientos negros, ajonjolí, y achiotes. En muchas ocasiones se hace evidente la presencia en la receta de cuatro panes franceses que son agregados estando previamente tostados y remojados.

Tamalillos de Chipilín

El Tamalillo de Chipilín, es otro de los platillos típicos guatemaltecos que son producto de aquel choque cultural durante la época precolombina representado por los colonizadores y los pueblos indígenas de Guatemala. Se trata, además, de un tipo de tamal, el cual le debe su nombre a una hoja olorosa procedente de esta tierra, la cual es la causante de producir esa sensación aromática y ese peculiar sabor característico del platillo, e implementada en muchas ocasiones como aliño. También debemos destacar que su origen tradicional, es tabasqueño y suele ser saboreado y disfrutado en cualquier época del año.
Para su preparación estaremos presenciando continuamente la utilización de los siguientes elementos o ingredientes; dependiendo de la porción deseada llevará algunas hojas de Chipilín, queso, manteca de cerdo, para la base se necesitará masa de maíz, y sal. También se le agrega carne, si lo deseas cabezas de cerdo, cebolla algunas hojas de perejil, cebollín, tomate, chile duce y chile blanco. Todos estos, son cansillos ingredientes que podemos encontrar en cual quiera mercado.

El Tamalillo de Chipilín, es otro de los platillos típicos guatemaltecos que son producto de aquel choque cultural durante la época precolombina representado por los colonizadores y los pueblos indígenas de Guatemala. Se trata, además, de un tipo de tamal, el cual le debe su nombre a una hoja olorosa procedente de esta tierra, la cual es la causante de producir esa sensación aromática y ese peculiar sabor característico del platillo, e implementada en muchas ocasiones como aliño. También debemos destacar que su origen tradicional, es tabasqueño y suele ser saboreado y disfrutado en cualquier época del año.

Para su preparación estaremos presenciando continuamente la utilización de los siguientes elementos o ingredientes; dependiendo de la porción deseada llevará algunas hojas de Chipilín, queso, manteca de cerdo, para la base se necesitará masa de maíz, y sal. También se le agrega carne, si lo deseas cabezas de cerdo, cebolla algunas hojas de perejil, cebollín, tomate, chile duce y chile blanco. Todos estos, son cansillos ingredientes que podemos encontrar en cual quiera mercado.

Chuchitos

Guatemala se caracteriza por su gastronomía a base de maíz, y es que una de las tantas formas, versiones o estilos de hacer un tamal, son los denominados “Chuchitos”; generalmente este platillo es degustado a cualquier hora del día a lo largo de toda la nación, formando parte como acompañante también de muchas de las comidas que suelen ser típicas de la región. Siendo adictivos, los Chuchitos pueden ser comidos tan solo con un poco de salsa añadida, pero sin menos preciar su sencillez. Además, se le considera como uno de los platos más emblemáticos de toda la gastronomía guatemalteca, teniendo en su preparación una base elaborada con masa de maíz, acompañado con una salsa de escasas especias y teniendo como relleno carne, que de modo opcional pueden ser o de cerdo o de res. A éste humilde platillo los “cakechiqueles” lo bautizan con el nombre de “takamäles”, y su elaboración está compuestas los ingredientes presentados a continuación Maíz, manteca, manojo de tusas, tomates y miltomates, chiles de pimientos rojos y chiles guaque, achiote, pimienta y sal. Y por supuesto, el tipo de carne deseada, ya sea la de pollo o la de marrano (en trozos cortados).


Dejar un comentario

Introduce el código que aparece a continuación:


Enviar

América

Asia

África

Europa

Oceanía