comidatipica.org
>

Comida típica de Costa Rica

La tradición gastronómica de Costa Rica se fundamenta en la sencillez de la comida casera, este delicioso sabor a hogar que se ha transmitido de generación en generación, aportando ingredientes, métodos y tradiciones nuevas, pero conservando sus raíces y el amor a sus costumbres. La comida ancestral basada en maíz, granos, verduras y pescados han sobrevivido sin ser muy condimentada como la mayoría de las tradiciones culinarias de los países americanos. 
La comida “tica” (como se hacen llamar así mismos los costarricense) está llena de diversidad en parte porque es producto del mestizaje que nunca termina y ha dejado en el país una influencia indígena, española y africana. Sus ingredientes autóctonos como el maíz, frijoles, yucas, papas, tomate, ayote, guayaba, cacao, maní, chile dulce, jocotes y la deliciosa miel de meliponini; además de los afamados peces y moluscos (pianguas) de los manglares del Golfo de Nicoya son bienes preciados. Todos estos forman parte de esa cultura indígena grabada en la memoria colectiva sobresaliendo en platillos como los tamales, las tortillas y el uso de verduras solas o en asopados. 
Durante la transculturización que se dio durante la colonización alimentos como arroz, trigo, café, piña, orégano, culantro, naranjas, limones, cebollas se adaptaron a la cocina de la nación y el uso carne de res, cerdo, pavo y otras aves de corral que los indígenas mismos empezaron a criar luego de la intervención, todos estos elementos y más fueron agregados a la dieta de los habitantes de Costa Rica.
Desde el siglo XVII se creó una cultura de producción en chocolate a base del cacao y caña de azúcar nacional y con vainilla, entre otros elementos de origen extranjero. Situación que de manera similar sucedió con el café. A pesar de que se reconoce como traído de las Antillas, el café hace mella no sólo en la cocina y la tradición de los ticos, sino en la economía y sociedad. Desde 1820 se comenzó las siembras en el país y hoy por hoy poseen un café 100% arábico con un grano de excelente calidad, delicioso en aroma y sabor. El cultivo de café es manual y su selección muy minuciosa. Hay una curiosa tradición de hacer el café tostando los granos con azúcar para que el café sea más oscuro y con un sabor dulce sin ser amargo. Se sirve en un vaso alto, la mitad de café y la mitad de leche; aunque es consumido en todas sus presentaciones: con leche, negro, claro, pero que sea café costarricense. En Costa Rica se valora un buen café a cualquier hora del día y es reconocido en todo el mundo como uno de los mejores cafés gourmet. 
No sólo el café es reconocido a nivel mundial, además del turismo y porque Costa Rica es conocido como la Suiza de Centroamérica por su sistema democrático. Costa Rica tiene alimentos de calidad y una cocina ancestral, con influencia extranjera y muy creativa. Las bebidas (en que sobresale el café, el aguadulce de panela y la bebida alcohólica extraída de la caña llamada Guaro) y los dulces no se quedan atrás, en los cuales es popular la cajeta de coco y es un ejemplo tangible del mestizaje en la cocina. Del mismo modo el desayuno por excelencia del tico es un buen plato de gallo pinto o burra que consta en su mayor parte de arroz traído por los colonos y el arraigado grano de frijol que ha sido pilar fundamental de la gastronomía latinoamericana.  

La tradición gastronómica de Costa Rica se fundamenta en la sencillez de la comida casera, este delicioso sabor a hogar que se ha transmitido de generación en generación, aportando ingredientes, métodos y tradiciones nuevas, pero conservando sus raíces y el amor a sus costumbres. La comida ancestral basada en maíz, granos, verduras y pescados han sobrevivido sin ser muy condimentada como la mayoría de las tradiciones culinarias de los países americanos. 

La comida “tica” (como se hacen llamar así mismos los costarricense) está llena de diversidad en parte porque es producto del mestizaje que nunca termina y ha dejado en el país una influencia indígena, española y africana. Sus ingredientes autóctonos como el maíz, frijoles, yucas, papas, tomate, ayote, guayaba, cacao, maní, chile dulce, jocotes y la deliciosa miel de meliponini; además de los afamados peces y moluscos (pianguas) de los manglares del Golfo de Nicoya son bienes preciados. Todos estos forman parte de esa cultura indígena grabada en la memoria colectiva sobresaliendo en platillos como los tamales, las tortillas y el uso de verduras solas o en asopados. 

Durante la transculturización que se dio durante la colonización alimentos como arroz, trigo, café, piña, orégano, culantro, naranjas, limones, cebollas se adaptaron a la cocina de la nación y el uso carne de res, cerdo, pavo y otras aves de corral que los indígenas mismos empezaron a criar luego de la intervención, todos estos elementos y más fueron agregados a la dieta de los habitantes de Costa Rica.

Desde el siglo XVII se creó una cultura de producción en chocolate a base del cacao y caña de azúcar nacional y con vainilla, entre otros elementos de origen extranjero. Situación que de manera similar sucedió con el café. A pesar de que se reconoce como traído de las Antillas, el café hace mella no sólo en la cocina y la tradición de los ticos, sino en la economía y sociedad. Desde 1820 se comenzó las siembras en el país y hoy por hoy poseen un café 100% arábico con un grano de excelente calidad, delicioso en aroma y sabor. El cultivo de café es manual y su selección muy minuciosa. Hay una curiosa tradición de hacer el café tostando los granos con azúcar para que el café sea más oscuro y con un sabor dulce sin ser amargo. Se sirve en un vaso alto, la mitad de café y la mitad de leche; aunque es consumido en todas sus presentaciones: con leche, negro, claro, pero que sea café costarricense. En Costa Rica se valora un buen café a cualquier hora del día y es reconocido en todo el mundo como uno de los mejores cafés gourmet. 

No sólo el café es reconocido a nivel mundial, además del turismo y porque Costa Rica es conocido como la Suiza de Centroamérica por su sistema democrático. Costa Rica tiene alimentos de calidad y una cocina ancestral, con influencia extranjera y muy creativa. Las bebidas (en que sobresale el café, el aguadulce de panela y la bebida alcohólica extraída de la caña llamada Guaro) y los dulces no se quedan atrás, en los cuales es popular la cajeta de coco y es un ejemplo tangible del mestizaje en la cocina. Del mismo modo el desayuno por excelencia del tico es un buen plato de gallo pinto o burra que consta en su mayor parte de arroz traído por los colonos y el arraigado grano de frijol que ha sido pilar fundamental de la gastronomía latinoamericana.  

Fotos de los platos de Costa Rica

Comida típica de Costa Rica
Comida típica de Costa Rica
Comida típica de Costa Rica
Comida típica de Costa Rica
Comida típica de Costa Rica

 

Casado

El casado es un plato que, junto con sus diferentes ingredientes se convierte en uno de los más emblemáticos de Costa Rica. Los elementos que aportan proteínas a su versátil receta es la carne de res, la chuleta y pollo en salsa, el bistec o incluso el pescado; y en el resto de sus elementos está conformado por una buena porción de arroz blanco, plátanos maduros para darle un toque dulzón, unos deliciosos frijoles y por supuesto, ensalada de repollo (o col), compuesta en muchas ocasiones por tubérculos como la yuca y la papa. Además, se considera toda una tradición costarricense existiendo otras versiones dónde se observa la presencia de ingredientes como el huevo y la pasta. Pero lo que realmente caracteriza su elaboración es que se trata de un platillo abundante, teniendo protagonismo en el almuerzo y algunas veces en las cenas de la comunidad costarricense. La forma clásica de servirse es sobre hojas de plátano, y suele ir acompañado de un delicioso jugo de frutas naturales el cual puede incrementar el disfrute de su sabor.
La razón de su nombre, es asimilado por algunos autores al ser el alimento de los hombres casados. Existe un dicho que afirma que, al llegar el marido recién casado a la casa, la mujer debe servirle en un solo plato todo lo que sabe cocinar, de esta manera se sabrá qué le gusta y qué no le gusta para no repetirlo, formalizándose así la primera comida de un matrimonio.

El casado es un plato que, junto con sus diferentes ingredientes se convierte en uno de los más emblemáticos de Costa Rica. Los elementos que aportan proteínas a su versátil receta es la carne de res, la chuleta y pollo en salsa, el bistec o incluso el pescado; y en el resto de sus elementos está conformado por una buena porción de arroz blanco, plátanos maduros para darle un toque dulzón, unos deliciosos frijoles y por supuesto, ensalada de repollo (o col), compuesta en muchas ocasiones por tubérculos como la yuca y la papa. Además, se considera toda una tradición costarricense existiendo otras versiones dónde se observa la presencia de ingredientes como el huevo y la pasta. Pero lo que realmente caracteriza su elaboración es que se trata de un platillo abundante, teniendo protagonismo en el almuerzo y algunas veces en las cenas de la comunidad costarricense. La forma clásica de servirse es sobre hojas de plátano, y suele ir acompañado de un delicioso jugo de frutas naturales el cual puede incrementar el disfrute de su sabor.

La razón de su nombre, es asimilado por algunos autores al ser el alimento de los hombres casados. Existe un dicho que afirma que, al llegar el marido recién casado a la casa, la mujer debe servirle en un solo plato todo lo que sabe cocinar, de esta manera se sabrá qué le gusta y qué no le gusta para no repetirlo, formalizándose así la primera comida de un matrimonio.

Gallo Pinto

Normalmente el gallo pinto es consumido en el desayuno y tiene niveles de balance entre los carbohidratos del arroz y las proteínas vegetales que poseen los granos. Es común de las zonas de los llanos, el gallo pinto es típico e ideal para el disfrute de los desayunos costarricense, siendo esta una receta que nace a partir de los años postreros del inicio de la siembra del arroz en costa Rica, que data desde el comienzo del siglo XIX. Su elaboración consiste en recalentar con broza de chicharon los frijoles refritos que han estado listos con algunos días de anticipación junto con el arroz previamente elaborado de un día antes. Apio, cebolla, cilantro, chile o ají dulce son los ingredientes que se utilizaran para sofreír y estar listos para que se le añada el arroz y lo frijoles, aunque su método de preparación puede llegar a variar de casa en casa. Así mismo, una vez listo se le es añadido como acompañante un huevo frito, natilla (que es una crema agria) y también queso.

Normalmente el gallo pinto es consumido en el desayuno y tiene niveles de balance entre los carbohidratos del arroz y las proteínas vegetales que poseen los granos. Es común de las zonas de los llanos, el gallo pinto es típico e ideal para el disfrute de los desayunos costarricense, siendo esta una receta que nace a partir de los años postreros del inicio de la siembra del arroz en costa Rica, que data desde el comienzo del siglo XIX. Su elaboración consiste en recalentar con broza de chicharon los frijoles refritos que han estado listos con algunos días de anticipación junto con el arroz previamente elaborado de un día antes. Apio, cebolla, cilantro, chile o ají dulce son los ingredientes que se utilizaran para sofreír y estar listos para que se le añada el arroz y lo frijoles, aunque su método de preparación puede llegar a variar de casa en casa. Así mismo, una vez listo se le es añadido como acompañante un huevo frito, natilla (que es una crema agria) y también queso.

Olla de Carne

Es una sopa que consta en su preparación de una base de carne como posta o costilla de res junto a una serie de combinaciones de verduras las cuales serán determinantes para el resultado final del sabor del caldo. Generalmente las verduras usadas son de fácil obtención puesto que se cultivan en las localidades y por lo usual son papa, yuca, chayote, plátano, elote y tiquizque. 
La comunidad costarricense se caracteriza por ser un pueblo agricultor en el cual se pueden hallar diversos tipos de verduras, los cuales son utilizados para la realización de la Olla de Carne, una de las sopas más resaltantes de la comida en Costa Rica. A este latillo se le añaden ingredientes que engrandecen el sabor según sea la posibilidad de acceso económico de cada familia, es decir, el nivel de calidad en el resultado final de la receta será producto de la disponibilidad económica que posea una está, para acceder a la compra de verduras de calidad. Muchos elaboran la olla con ingrediente como la zanahoria, el plátano, la yuca y la papa, también el chayote, elote, ayote, ñampí, el tiquizque, calabaza y la malanga. 
Esta comida es popular para la hora del almuerzo, donde el tico se sienta a la mesa para disfrutar en familia el platillo. Por costumbre o tradición se sirve de una manera un tanto original también, dividiendo el platillo en tres: en un plato es servido el caldo, en otro las verduras y el ultimo las carnes. No es extraño que se observe servida una taza de arroz al gusto de cada persona, estará presente el cado, el arroz, y las verduras con las carnes también. 

Es una sopa que consta en su preparación de una base de carne como posta o costilla de res junto a una serie de combinaciones de verduras las cuales serán determinantes para el resultado final del sabor del caldo. Generalmente las verduras usadas son de fácil obtención puesto que se cultivan en las localidades y por lo usual son papa, yuca, chayote, plátano, elote y tiquizque. 

La comunidad costarricense se caracteriza por ser un pueblo agricultor en el cual se pueden hallar diversos tipos de verduras, los cuales son utilizados para la realización de la Olla de Carne, una de las sopas más resaltantes de la comida en Costa Rica. A este latillo se le añaden ingredientes que engrandecen el sabor según sea la posibilidad de acceso económico de cada familia, es decir, el nivel de calidad en el resultado final de la receta será producto de la disponibilidad económica que posea una está, para acceder a la compra de verduras de calidad. Muchos elaboran la olla con ingrediente como la zanahoria, el plátano, la yuca y la papa, también el chayote, elote, ayote, ñampí, el tiquizque, calabaza y la malanga. 

Esta comida es popular para la hora del almuerzo, donde el tico se sienta a la mesa para disfrutar en familia el platillo. Por costumbre o tradición se sirve de una manera un tanto original también, dividiendo el platillo en tres: en un plato es servido el caldo, en otro las verduras y el ultimo las carnes. No es extraño que se observe servida una taza de arroz al gusto de cada persona, estará presente el cado, el arroz, y las verduras con las carnes también. 

Ceviche

Esta es una receta perfecta para los amantes de los pescados y productos de mar. Se trata del “ceviche o cebiche” que, aunque se escriban distinto, trata del mismo éxito culinario de la gastronomía Inca. El origen de este plato se cree que es de los indígenas ubicados en las costas del imperio incaico, donde se cocinaba el pescado cortado en trozos en una salsa a base de alcohol y que con la llegada de los colonos se sustituyó por frutas ácidas como el limón. Actualmente, y en la nación costarricense se prepara cortando la carne de pescado en trozos muy pequeños, junto a la cebolla picada, el culantro o cilantro, dientes de ajo, chile dulce y por supuesto, el jugo de limón ácido que es el que permitirá el sabor particular de este plato. 
El ceviche es uno de los platillos mejor aceptado en los pueblos latinoamericanos, generalmente consumido en las ciudades con costas marítimas. Es considerado toda una obra de arte en lo que se refiere a la preparación de la carne de pescado cruda, de mariscos con limón. Su popularidad es tan grande que no sólo en Costa Rica es popular, sino en otros países es considerado un platillo típico. A simple vista pareciera fácil su preparación, pero se ha evidenciado que se debe tener algunas técnicas para que quede al punto ideal para su disfrute. Por otro lado, hoy en día podemos encontrar diversos documentos que expresan la posibilidad de su verdadero origen, sin embargo, hasta ahora se considera algo confusa su procedencia exacta. Lo más cercano a lo que se apunta es hacia las costas del Perú. 

Esta es una receta perfecta para los amantes de los pescados y productos de mar. Se trata del “ceviche o cebiche” que, aunque se escriban distinto, trata del mismo éxito culinario de la gastronomía Inca. El origen de este plato se cree que es de los indígenas ubicados en las costas del imperio incaico, donde se cocinaba el pescado cortado en trozos en una salsa a base de alcohol y que con la llegada de los colonos se sustituyó por frutas ácidas como el limón. Actualmente, y en la nación costarricense se prepara cortando la carne de pescado en trozos muy pequeños, junto a la cebolla picada, el culantro o cilantro, dientes de ajo, chile dulce y por supuesto, el jugo de limón ácido que es el que permitirá el sabor particular de este plato. 

El ceviche es uno de los platillos mejor aceptado en los pueblos latinoamericanos, generalmente consumido en las ciudades con costas marítimas. Es considerado toda una obra de arte en lo que se refiere a la preparación de la carne de pescado cruda, de mariscos con limón. Su popularidad es tan grande que no sólo en Costa Rica es popular, sino en otros países es considerado un platillo típico. A simple vista pareciera fácil su preparación, pero se ha evidenciado que se debe tener algunas técnicas para que quede al punto ideal para su disfrute. Por otro lado, hoy en día podemos encontrar diversos documentos que expresan la posibilidad de su verdadero origen, sin embargo, hasta ahora se considera algo confusa su procedencia exacta. Lo más cercano a lo que se apunta es hacia las costas del Perú. 

Tamales Navideños

Es una costumbre con arraigo cultural que al llegar las fiestas decembrinas la familia se reúna con amigos y compañeros a preparar el tradicional tamal navideño. El tamal es un plato difundido y extendido por toda América, países como México, Colombia, Venezuela, entre otros lo elaboran y es una herencia de los antiguos pobladores, los indígenas de la región. 
Es posible elaborarlo durante todo el año, pero se realiza especialmente para celebrar las fiestas de navidad y fin de año. Y se consumen durante todo el mes, ya que este platillo luego de ser preparado permite refrigerarse y recalentarse en agua hirviendo en cualquier momento. 
El tamal costarricense consta de una masa de maíz que envuelve un guiso de pollo, carne de cerdo, arroz y vegetales todo esto cocido envuelto en una hoja de plátano previamente preparada al pasar por fuego y limpieza. El tamal luego es hervido hasta la cocción total de la masa de maíz que es la base de este delicioso platillo tradicional de Costa Rica en el mes de diciembre.

Es una costumbre con arraigo cultural que al llegar las fiestas decembrinas la familia se reúna con amigos y compañeros a preparar el tradicional tamal navideño. El tamal es un plato difundido y extendido por toda América, países como México, Colombia, Venezuela, entre otros lo elaboran y es una herencia de los antiguos pobladores, los indígenas de la región. 

Es posible elaborarlo durante todo el año, pero se realiza especialmente para celebrar las fiestas de navidad y fin de año. Y se consumen durante todo el mes, ya que este platillo luego de ser preparado permite refrigerarse y recalentarse en agua hirviendo en cualquier momento. 

El tamal costarricense consta de una masa de maíz que envuelve un guiso de pollo, carne de cerdo, arroz y vegetales todo esto cocido envuelto en una hoja de plátano previamente preparada al pasar por fuego y limpieza. El tamal luego es hervido hasta la cocción total de la masa de maíz que es la base de este delicioso platillo tradicional de Costa Rica en el mes de diciembre.

Cajeta de Coco

La cajeta de coco es un delicioso manjar de proveniencia mestiza, pero es capaz de encantar cualquier paladar. 
El término de “Cajeta” en Costa Rica se le atribuye al hecho de que algo es dulce o suave, aunque también se le conoce como dulce de leche. Se trata de un postre de suma importancia y contiene un alto reconocimiento a nivel internacional, sobre todo en América latina, dónde cada uno de los países en que se elabora se atribuyen a sí mismos ser el lugar de origen de estos fabulosos dulces con diferentes formas y tamaño.
Para la versión de la cajeta de coco, se necesitará como ingrediente principal un coco rallado, además algo de leche, algunos clavos de olor, y mucha azúcar. En la preparación es caracterizado el proceso del almíbar dónde se le es agregado el coco rallado, y que consiste en dejar que se forme una capa caramelizada compuesta por la azúcar y los clavos de olores; se le puede añadir ralladura de limón pero ya es opcional.
La cajeta de coco queda al finalizar como una pasta moldeable de dulce de leche y coco con un sabor exquisito y único. Este dulce es muy difundido desde su primera elaboración luego de que se efectuaran las cosechas de las plantaciones de arroz y caña de azúcar que fueron integradas a la cultura gastronómica del país gracias a la influencia española. Su preparación es una tradición desde siglos pasados y su consumo igual, no hay tico que no disfrute una cajeta de coco ni comensal turista que pierda la oportunidad de disfrutarla tampoco. 

La cajeta de coco es un delicioso manjar de proveniencia mestiza, pero es capaz de encantar cualquier paladar. 

El término de “Cajeta” en Costa Rica se le atribuye al hecho de que algo es dulce o suave, aunque también se le conoce como dulce de leche. Se trata de un postre de suma importancia y contiene un alto reconocimiento a nivel internacional, sobre todo en América latina, dónde cada uno de los países en que se elabora se atribuyen a sí mismos ser el lugar de origen de estos fabulosos dulces con diferentes formas y tamaño.

Para la versión de la cajeta de coco, se necesitará como ingrediente principal un coco rallado, además algo de leche, algunos clavos de olor, y mucha azúcar. En la preparación es caracterizado el proceso del almíbar dónde se le es agregado el coco rallado, y que consiste en dejar que se forme una capa caramelizada compuesta por la azúcar y los clavos de olores; se le puede añadir ralladura de limón pero ya es opcional.

La cajeta de coco queda al finalizar como una pasta moldeable de dulce de leche y coco con un sabor exquisito y único. Este dulce es muy difundido desde su primera elaboración luego de que se efectuaran las cosechas de las plantaciones de arroz y caña de azúcar que fueron integradas a la cultura gastronómica del país gracias a la influencia española. Su preparación es una tradición desde siglos pasados y su consumo igual, no hay tico que no disfrute una cajeta de coco ni comensal turista que pierda la oportunidad de disfrutarla tampoco. 


Dejar un comentario

Introduce el código que aparece a continuación:


Enviar

América

Asia

África

Europa

Oceanía