comidatipica.org
>

Platos típicos de Reino Unido

En la mesa redonda del rey Arturo caben muchos platos, muchos de tal nivel que parecen creados por el mismísimo mago Merlín, aun así, además de Reino Unido contar con una interesante historia nacional también se le ha acreditado la mala reputación en materia gastronómica difundida por el mundo entero, pero lejos de ser un país con comida desagradable, esta popularidad fue tomada cuando durante la revolución industrial, la población abandonó los campos y por esto se convirtió en un importador de alimentos. Además, luego la calidad de la alimentación de los ciudadanos bajó por este motivo: estaba realmente influenciado por la comida de otros países y hoy por hoy sigue teniendo toda una herencia culinaria que ha dejado atrás su ancestral y tradicional comida. La gastronomía de Reino Unido es producto de las tradiciones de variadas culturas. 
Con una cargada influencia histórica marcada por eventos como la invasión de los romanos, lo cuales introdujeron elementos gastronómicos muy utilizados en la región. También los sajones y los vikingos introdujeron técnicas como el ahumado que se adiciona a la cocina de la isla. La intervención y colonización de Inglaterra en otros países en su intercambio cultural agregó nuevos elementos como los currys, las especias, el té de la India, los fritos chinos y el cacao y las patatas americanas.
Los productos más utilizados en la cocina nacional son cereales como trigo y avena, las patatas muy seguidamente vistas en la mesa de los hogares acompañando mayormente alimentos proteicos como carnes de caza, ternera, cerdos, pescados, aves de corral como el pollo y el pavo, que pueden cocinarse en guisos, potajes, asados o a la parrilla. Un platillo popular que requiere de la carne es el pastel de carne y es consumido a lo largo de todo el país. 
Como en la mayoría de los países de Europa, el consumo de quesos es común, estos pueden ser Beacon Fell Tradicional, Bonchester cheese o el popular Cheddar cheese, entre otros no menos importantes. Los quesos de Reino Unido están hechos bajo las más estrictas medidas de control de calidad y el delicioso sabor de los platos que lo contienen habla muy bien de ellos. 
Una de las características más importantes del consumo alimenticio de Reino Unido se basa en la premisa divulgada por los Estados Unidos y de esta manera, este país ha sido de los primeros en adoptar la comida rápida como una tradición en su cultura culinaria. 
La repostería inglesa, aunque sea menos variada que la de muchos países, vale la pena ser degustada. Las frutas típicas del país como las manzanas son aprovechadas en la realización de tartas, que, aunque las más nombradas tartas incluyan rellenos de carnes de distintos típicos también son usados en la repostería. Los budines y flanes que también pueden ser salados, en su versión dulce son preparados con frutas de la estación. 

En la mesa redonda del rey Arturo caben muchos platos, muchos de tal nivel que parecen creados por el mismísimo mago Merlín, aun así, además de Reino Unido contar con una interesante historia nacional también se le ha acreditado la mala reputación en materia gastronómica difundida por el mundo entero, pero lejos de ser un país con comida desagradable, esta popularidad fue tomada cuando durante la revolución industrial, la población abandonó los campos y por esto se convirtió en un importador de alimentos. Además, luego la calidad de la alimentación de los ciudadanos bajó por este motivo: estaba realmente influenciado por la comida de otros países y hoy por hoy sigue teniendo toda una herencia culinaria que ha dejado atrás su ancestral y tradicional comida. La gastronomía de Reino Unido es producto de las tradiciones de variadas culturas. 

Con una cargada influencia histórica marcada por eventos como la invasión de los romanos, lo cuales introdujeron elementos gastronómicos muy utilizados en la región. También los sajones y los vikingos introdujeron técnicas como el ahumado que se adiciona a la cocina de la isla. La intervención y colonización de Inglaterra en otros países en su intercambio cultural agregó nuevos elementos como los currys, las especias, el té de la India, los fritos chinos y el cacao y las patatas americanas.

Los productos más utilizados en la cocina nacional son cereales como trigo y avena, las patatas muy seguidamente vistas en la mesa de los hogares acompañando mayormente alimentos proteicos como carnes de caza, ternera, cerdos, pescados, aves de corral como el pollo y el pavo, que pueden cocinarse en guisos, potajes, asados o a la parrilla. Un platillo popular que requiere de la carne es el pastel de carne y es consumido a lo largo de todo el país. 

Como en la mayoría de los países de Europa, el consumo de quesos es común, estos pueden ser Beacon Fell Tradicional, Bonchester cheese o el popular Cheddar cheese, entre otros no menos importantes. Los quesos de Reino Unido están hechos bajo las más estrictas medidas de control de calidad y el delicioso sabor de los platos que lo contienen habla muy bien de ellos. 

Una de las características más importantes del consumo alimenticio de Reino Unido se basa en la premisa divulgada por los Estados Unidos y de esta manera, este país ha sido de los primeros en adoptar la comida rápida como una tradición en su cultura culinaria. 

La repostería inglesa, aunque sea menos variada que la de muchos países, vale la pena ser degustada. Las frutas típicas del país como las manzanas son aprovechadas en la realización de tartas, que, aunque las más nombradas tartas incluyan rellenos de carnes de distintos típicos también son usados en la repostería. Los budines y flanes que también pueden ser salados, en su versión dulce son preparados con frutas de la estación. 

Fotos de los platos de Reino Unido

Platos típicos de Reino Unido
Platos típicos de Reino Unido
Platos típicos de Reino Unido
Platos típicos de Reino Unido

 

Fish and Chips

“Fish and chip” es el nombre que más se repite en locales de comida. Es un plato muy tradicional a lo largo de Reino Unido, que trata de la fritura de dos ingredientes, el pescado frito y rebozado (generalmente de abadejo o bacalao) y patatas fritas, los cuales son preferidas por los ingleses quienes consideran este patillo ideal para consumir como un bocadillo. El consumo de este platillo le brinda al paladar una increíble sensación crujiente al estar fritos y calientes.
Sus orígenes no están del todo aclarados. Sin embargo, esta receta comienza a observarse con la llegada de emigrantes judíos, los cuales procedían de Portugal y España, y para el año de 1860 se inaugura la primera tienda “Fish and Chip”, por parte de un joven de origen judío llamado Joseph Malin, quién fue el que inicia las primeras comercializaciones de esta sencilla pero sabrosa receta, siendo accesible por su bajo costo gracias al acelerado desarrollo de la pesca de la época. Fue durante el siglo XIX donde realmente comienzan a tomar una real popularidad en los llamados “círculos londinenses”. En un principio se podían apreciar que las primeras tiendas en las que se comercializaba el alimento fueron clausuradas por considerarse repugnantes u ofensivas para la comunidad, por contener un ambiente nada higiénico, en comparación con las exigencias que se pueden observar hoy en día, además, trasmitía olores fuertes de las frituras, las cuales eran realizadas en un caldero puesto al fuego del carbón. Toda esta mala fama fue superada durante el período de la segunda guerra mundial, gracias a su accesibilidad, la cual fue muy bien aprovechada por la clase trabajadora. 
Como ingrediente, el bacalao es el pez principal de la reta, acompañado de sal y vinagre. Sin embargo, existe la posibilidad de elaborarla añadiendo como sustituto el lenguado y también con merluza, sardina o dorado, convirtiéndose en una opción ofrecida por los comerciantes incluyendo, además, otros tipos de peces como el salmón y la raya. 
Para la elaboración del rebosado puede utilizarse como ingrediente harina, huevos y un poco de cerveza para darle una textura ligera y un aspecto colorido al elaborar la masa. Las patatas fritas deben ser más espesas que las denominadas “French Fries” patatas francesas, de esta manera no absorben demasiada grasa. Originalmente se utilizaba grasa de cerdo para freír, en la actualidad se implementa el uso del aceite vegetal.

“Fish and chip” es el nombre que más se repite en locales de comida. Es un plato muy tradicional a lo largo de Reino Unido, que trata de la fritura de dos ingredientes, el pescado frito y rebozado (generalmente de abadejo o bacalao) y patatas fritas, los cuales son preferidas por los ingleses quienes consideran este patillo ideal para consumir como un bocadillo. El consumo de este platillo le brinda al paladar una increíble sensación crujiente al estar fritos y calientes.

Sus orígenes no están del todo aclarados. Sin embargo, esta receta comienza a observarse con la llegada de emigrantes judíos, los cuales procedían de Portugal y España, y para el año de 1860 se inaugura la primera tienda “Fish and Chip”, por parte de un joven de origen judío llamado Joseph Malin, quién fue el que inicia las primeras comercializaciones de esta sencilla pero sabrosa receta, siendo accesible por su bajo costo gracias al acelerado desarrollo de la pesca de la época. Fue durante el siglo XIX donde realmente comienzan a tomar una real popularidad en los llamados “círculos londinenses”. En un principio se podían apreciar que las primeras tiendas en las que se comercializaba el alimento fueron clausuradas por considerarse repugnantes u ofensivas para la comunidad, por contener un ambiente nada higiénico, en comparación con las exigencias que se pueden observar hoy en día, además, trasmitía olores fuertes de las frituras, las cuales eran realizadas en un caldero puesto al fuego del carbón. Toda esta mala fama fue superada durante el período de la segunda guerra mundial, gracias a su accesibilidad, la cual fue muy bien aprovechada por la clase trabajadora. 

Como ingrediente, el bacalao es el pez principal de la reta, acompañado de sal y vinagre. Sin embargo, existe la posibilidad de elaborarla añadiendo como sustituto el lenguado y también con merluza, sardina o dorado, convirtiéndose en una opción ofrecida por los comerciantes incluyendo, además, otros tipos de peces como el salmón y la raya. 

Para la elaboración del rebosado puede utilizarse como ingrediente harina, huevos y un poco de cerveza para darle una textura ligera y un aspecto colorido al elaborar la masa. Las patatas fritas deben ser más espesas que las denominadas “French Fries” patatas francesas, de esta manera no absorben demasiada grasa. Originalmente se utilizaba grasa de cerdo para freír, en la actualidad se implementa el uso del aceite vegetal.

English Breakfast

Los ingredientes que suelen ser típicos durante el desayuno de la comunidad inglesa puede encontrarse tradicionalmente en un solo platillo, cuyo nombre es característico de las funciones que cumple, siendo el desayuno completo de los ingleses (“full English Breakfast”). Sin embargo, llega a ser un alimento muy bien aprovechado durante cualquier hora del día y está compuesto por varios ingredientes fritos.
Algunos autores apoyan la historia que revela el origen del tradicional desayuno de la cultura inglesa tiene teniendo sus inicios por el siglo XIII, cuando se observaba más seguido su consumo por parte de la clase social denominada “gentry”, la cual mostraba su alto nivel de educación en eventos sociales organizados por ellos mismos y, desde luego su abundancia económica, aprovechando las riquezas que esta receta aportaba en las casas de campo que muy lujosamente poseían. De este modo la gentileza de los “gentry” era demostrada a los que les visitaban durante la hora del desayuno. Por otro lado, también se conoce que era apreciado por los trabajadores del campo los cuales aprovechaban la gran cantidad de proteínas que proporcionaba ante de cada labor. En la actualidad su consumo suele ser más frecuente como desayunos en los hoteles.
Sus ingredientes son freídos lo cual caracteriza a esta receta. Siendo el huevo revuelto, el tocino, salchichas, también es agregado pan (tostado o frito), tomates fritos, morcilla, judías o en su defecto carotas estofadas y champiñones fritos, pueden estar acompañado por puré de patatas, y un poco de té. También se observa que existen variantes alternas consideradas para el público vegetariano.  

Los ingredientes que suelen ser típicos durante el desayuno de la comunidad inglesa puede encontrarse tradicionalmente en un solo platillo, cuyo nombre es característico de las funciones que cumple, siendo el desayuno completo de los ingleses (“full English Breakfast”). Sin embargo, llega a ser un alimento muy bien aprovechado durante cualquier hora del día y está compuesto por varios ingredientes fritos.

Algunos autores apoyan la historia que revela el origen del tradicional desayuno de la cultura inglesa tiene teniendo sus inicios por el siglo XIII, cuando se observaba más seguido su consumo por parte de la clase social denominada “gentry”, la cual mostraba su alto nivel de educación en eventos sociales organizados por ellos mismos y, desde luego su abundancia económica, aprovechando las riquezas que esta receta aportaba en las casas de campo que muy lujosamente poseían. De este modo la gentileza de los “gentry” era demostrada a los que les visitaban durante la hora del desayuno. Por otro lado, también se conoce que era apreciado por los trabajadores del campo los cuales aprovechaban la gran cantidad de proteínas que proporcionaba ante de cada labor. En la actualidad su consumo suele ser más frecuente como desayunos en los hoteles.

Sus ingredientes son freídos lo cual caracteriza a esta receta. Siendo el huevo revuelto, el tocino, salchichas, también es agregado pan (tostado o frito), tomates fritos, morcilla, judías o en su defecto carotas estofadas y champiñones fritos, pueden estar acompañado por puré de patatas, y un poco de té. También se observa que existen variantes alternas consideradas para el público vegetariano.  

Shepherd’s Pie

El “shepherd´s pie”, o como es popularmente conocida “empanada del pastor”, frase que se proyecta a partir del hecho de que los corderos están relacionados con los llamados “pastores”. Es una receta la cual los británicos saben apreciar, se trata de la elaboración de un pastel de carne, siendo este una variante del “cottage pie”, el cual se caracteriza por estar compuesto de carne de res bien picada cubierta por una capa de puré de patatas. En el caso del “shepherd´s pie” la carne que se picará será específicamente carne de cordero a ésta se le puede agregar de manera opcional queso rallado convirtiéndolo en una de especie de segunda capa.
Los ingredientes que suelen estar presente son la carne de cordero (ingrediente principal), además de cebollas, algunas hojas de laurel, dientes de ajo, un par de zanahorias, romero, más cebolla (que se usa para sofreír previamente la carne junto al orégano), caldo de carne, vino blanco aceite de oliva y sal al gusto, y para el puré simplemente se le es añadido queso cheddar. La carne se prepara dentro de un horno. Existe una versión vegetariana, al cual se le agregan verduras como las zanahorias, entre otras.
Pueden encontrarse versiones de éste platillo en los Estados Unidos de América, en los que el maíz es agregado como capa del puré de patatas. 

El “shepherd´s pie”, o como es popularmente conocida “empanada del pastor”, frase que se proyecta a partir del hecho de que los corderos están relacionados con los llamados “pastores”. Es una receta la cual los británicos saben apreciar, se trata de la elaboración de un pastel de carne, siendo este una variante del “cottage pie”, el cual se caracteriza por estar compuesto de carne de res bien picada cubierta por una capa de puré de patatas. En el caso del “shepherd´s pie” la carne que se picará será específicamente carne de cordero a ésta se le puede agregar de manera opcional queso rallado convirtiéndolo en una de especie de segunda capa.

Los ingredientes que suelen estar presente son la carne de cordero (ingrediente principal), además de cebollas, algunas hojas de laurel, dientes de ajo, un par de zanahorias, romero, más cebolla (que se usa para sofreír previamente la carne junto al orégano), caldo de carne, vino blanco aceite de oliva y sal al gusto, y para el puré simplemente se le es añadido queso cheddar. La carne se prepara dentro de un horno. Existe una versión vegetariana, al cual se le agregan verduras como las zanahorias, entre otras.

Pueden encontrarse versiones de éste platillo en los Estados Unidos de América, en los que el maíz es agregado como capa del puré de patatas. 

Sausage Cumberland

Desde el siglo XVI se aprecia el consumo de este alimento por parte de la comunidad inglesa. La “Sausage Cumberland” o traducido el español “Salchicha Cumberland”, como muy bien lo menciona su nombre es una salchicha que originaria de Cumberland Inglaterra, la cual se caracteriza por tener un tamaño considerable al ser vendidas o comercializadas desde un método artesanal, desde algunas décadas atrás, llegando a medir incluso unos cincuenta centímetros o más.
El origen data desde el año de 1950, cuando se comenzaban a apreciarse los tipos de cerdos que fueron descubiertos siendo capases de aguantar el clima húmedo y frio, todo dentro del territorio ingles Cumberland. Hoy en día se considera a la carne de éstos “cerdos Cumberland” el ingrediente que por excelencia ha sido el principal de todos, pero que sin embargo es una realidad que se encuentre hoy en extinción desde el año de 1960. 
Generalmente se puede observar que la mayoría de las veces la salchicha está dividida por secciones, sin embargo, la salchicha Cumberland solo posee una en forma de un espiral, y los elementos que se consideran como ingredientes ensamblados en los mismos intestinos está la misma carne de cerdo picada en trozos pequeños al 85 por ciento como máximo y 45 por ciento (para reducir gastos) como el limite más bajo registrado, donde también la cebolla, sal al gusto, pimienta negra y blanca, entre algunas otras especias forman parte de la receta, y no posee conservantes ni mucho menos colorantes. Y su textura es tradicionalmente espesa. Toda una delicia inglesa.

Desde el siglo XVI se aprecia el consumo de este alimento por parte de la comunidad inglesa. La “Sausage Cumberland” o traducido el español “Salchicha Cumberland”, como muy bien lo menciona su nombre es una salchicha que originaria de Cumberland Inglaterra, la cual se caracteriza por tener un tamaño considerable al ser vendidas o comercializadas desde un método artesanal, desde algunas décadas atrás, llegando a medir incluso unos cincuenta centímetros o más.

El origen data desde el año de 1950, cuando se comenzaban a apreciarse los tipos de cerdos que fueron descubiertos siendo capases de aguantar el clima húmedo y frio, todo dentro del territorio ingles Cumberland. Hoy en día se considera a la carne de éstos “cerdos Cumberland” el ingrediente que por excelencia ha sido el principal de todos, pero que sin embargo es una realidad que se encuentre hoy en extinción desde el año de 1960. 

Generalmente se puede observar que la mayoría de las veces la salchicha está dividida por secciones, sin embargo, la salchicha Cumberland solo posee una en forma de un espiral, y los elementos que se consideran como ingredientes ensamblados en los mismos intestinos está la misma carne de cerdo picada en trozos pequeños al 85 por ciento como máximo y 45 por ciento (para reducir gastos) como el limite más bajo registrado, donde también la cebolla, sal al gusto, pimienta negra y blanca, entre algunas otras especias forman parte de la receta, y no posee conservantes ni mucho menos colorantes. Y su textura es tradicionalmente espesa. Toda una delicia inglesa.


Dejar un comentario

Introduce el código que aparece a continuación:


Enviar

América

Asia

África

Europa

Oceanía